San Juan de la Cruz

JUan Cruz

      Al realizar santa Teresa de Jesús su proyecto, la divina Providencia le dio a san Juan de la Cruz por compañero. En efecto, tan pronto como Teresa lo conoció y echó de ver que estaba movido de sus mismos deseos y preparado por el Espíritu Santo, lo ganó para su carisma, descubriéndole la idea de renovación espiritual en la misma Orden de la santísima Virgen. Sin pérdida de tiempo lo inició en el estilo de vida que había implantado entre las monjas. Así nuestro santo Padre comenzó en Duruelo esta forma de vida en total sintonía con los criterios y el espíritu de Teresa.

     Precisamente santa Teresa consideró a Fray Juan como «muy padre de su alma», mientras le tuvo de director espiritual. Él, a su vez, reconoció en ella a la iniciadora del Carmelo renovado, atribuyéndole de buen grado el carisma que Dios otorga a los fundadores.

      San Juan de la Cruz, tan unido a Santa Teresa, y cuya figura que tiene tanto protagonismo en la aparición del Carmelo Descalzo, es la imagen viva del auténtico carmelita.

          Celebramos su fiesta el 14 de diciembre, día en que se fue a cantar maitines al cielo.

FIESTA.-

  Triduo de preparación los días:

* 12 y 13.- a las 19, 30 tendremos en el templo UNA ORACIÓN ESPECIAL, y a las 20,00 horas, Misa.

   FIESTA DE SAN JUAN DE LA CRUZ

DÍA 14.- A las 19,30 horas: en lugar del rezo del Santo Rosario solemnizaremos el rezo de vísperas para continuar con la Eucaristía.

  Si quieres conocer más, te ofrecemos brevemente: